Avemarep  
 

 








 

 

Liderazgo y gerencia

Enviar a un amigo Imprimir
15/11/2018
Errores que cometen los que trabajan desde casa
Fuente:   Vida y Éxito

Muchas veces se dedican solo al trabajo y olvidan su vida personal. Trabajar en casa facilita mucho la vida de los profesionales, la libertad de horario, ahorro de tiempo en desplazamiento y hasta en el bolsillo. Sin embargo, muchas veces las personas olvidan que la vida no es solo trabajo, y que  hay que tener un equilibrio entre lo laboral y personal. 

 

A continuación, MSN presenta algunos errores que cometen los profesionales que laboral desde su casa, para que los tomen en cuenta y no caigan en ellos.

1.No tener un espacio designado para trabajar. Es fácil que el trabajo este por todas las áreas de la casa cuando no se tiene un espacio específico para hacerlo. La mesa del comedor o el cuarto parecen un lugar bueno para establecerse, sin embargo, no es así. Se aconseja tener un lugar que incluya espacio de almacenamiento y un escritorio, para mantenerse organizado y concentrado.

2. Olvidar estirarse. Cuando se trabaja solo, es fácil que el tiempo vuele. Se está sentado frente a la computadora por horas. Toda esa inactividad crea presión sobre la médula espinal, evita que la sangre circule correctamente por el cuerpo y hace que los hombros se encorven. Por eso debe incorporarse uno minutos para hacer un simple estiramiento, algo que le ayudará a sentirse mejor al terminar el día.

3. Ignorar la importancia del equilibrio. El trabajar en casa no significa que su trabajo es menos importante del que hacen las personas en una oficina. La flexibilidad de su agenda es útil, pero debe respetar su rutina, al igual que las personas con quienes comparte su vida, esto le permitirá establecer límites, cumplir sus obligaciones laborales y lograr un estilo de vida más equilibrado en general.

4. Trabajar en la oscuridad. Cuide su salud mental asegurándose que su espacio de trabajo incluya un poco de luz solar. Estudios científicos demuestran todos los beneficios de la exposición a la luz natural, la mayoría de nosotros puede dar fe de la diferencia que puede marcar el simple hecho de trabajar junto a una ventana. Si eso no es posible o si trabaja por la noche, una lámpara de escritorio puede ayudar a reducir la fatiga visual cuando lee y cambiar la intensidad de la luz de la pantalla de la computadora puede ayudar a prevenir los dolores de cabeza.

5. Evitar la compañía. Con la libertad también puede venir el aislamiento. Por eso es bueno que un día a la semana vaya a trabajar a un entorno común. Algunas empresas están abordando esto al optar por espacios de oficinas de concepto abierto que se alquilan por horas para que compartan sus colaboradores.

6. No vestirse de acuerdo a la ocasión. Estar todo el día en pijama puede parecer una ventaja desde casa, pero no lo es. Ponerse un atuendo adecuado le hará sentirse listo para todo el día, y le ayuda a pasar mentalmente al modo de trabajo.

7. Volverse demasiado casual. Normalmente las oficinas tienen un protocolo de correo electrónico en el lugar de trabajo que todos deben seguir. Sin embargo, cuando se trabaja desde la casa, la atmósfera cómoda, la facilidad de realizar varias tareas al mismo tiempo y la falta de supervisión puede llevarse a seguir prácticas de correo electrónico poco rígidas y que están cerca de ser poco profesionales.

8. Trabajar demasiado. Alejarse del trabajo es más difícil. Cuando en la oficina dependen totalmente de usted, decidir cuándo ponerle fin al día laboral, la línea entre trabajo y la vida se vuelve borrosa. Establecer pautas en lo que tiene que ver con cuánto es suficiente evitará que cometa errores, que realice trabajos de baja calidad y la sensación de que su trabajo es toda su vida. Hay una gran diferencia entre ser un apasionado de un proyecto y perder completamente el equilibrio entre el trabajo y la vida.

9. No seguir aprendiendo. Tome un seminario o haga un grupo relacionado con su área de trabajo que se reúna una vez al mes para almorzar y estar al día con las tendencias. Confiar en internet para estar al día de lo que sucede dentro de su campo no es lo mismo que compartir una conversación con una persona.

10. No aspirar lo suficientemente alto. Póngase a prueba, establezca una meta alta y hágala realidad. Es un error sentirse demasiado cómodo, cuando no hay un proyecto que le presione a salir de su zona de confort. Ya sea que trabaje para otra persona o actué como su propio jefe, tome un momento para volver a evaluar su negocio personal y los objetivos de trabajo.

Fuente: VidayÉxito

 

Volver al Boletin

 

<< Volver a la página anterior